¿A DÓNDE NOS LLEVAN LOS ZAPATOS DE ISAURO ARANCIBIA?

 

 

Eduardo Rosenzvaig, en su libro La oruga en el pizarrón nos dice que al maestro Isauro Arancibia lo arrancaron desde las raíces “pero no hay planta que no deje semilla”. Desde la escuela recogimos y plantamos esa semilla, tejiendo así un lazo con la historia. A Isauro lo asesinó la dictadura cívico- militar el 24 de marzo de 1976 junto a su hermano Arturo y también le robaron sus zapatos. En el libro ya mencionado el autor dice: “Recuperemos los zapatos de Isauro porque no es justo que un maestro camine descalzo por el cielo”

Cada año, en nuestra escuela, homenajeamos al maestro y preguntamos a les estudiantes:

 

 

¿Cómo recuperamos los zapatos de Isauro? Estas fueron algunas respuestas:

 

Viniendo a la escuela a estudiar y aprender para que el esfuerzo de Isauro Arancibia no sea en vano. Compartir con compañeres.

                                                                                                               Ale

 

Sacando a la gente de la calle. Nos dio educación y nos enseña a progresar, a ser mas unidos y tener mas compañeros. A ser más porque cuanto más somos, mas grande es nuestra escuela, nuestra casa que nos da todo lo que necesitamos para poder salir adelante con el estudio de cada uno de nosotros.

                                                                                                              Silvia

 

Poniendo mucho esfuerzo día a día, pase lo que pase.

                                                                                                                                        Belén

                                                                                                                 

 

Uniéndonos cada vez más porque hoy en día somos más fuertes que solos.

                                                                                                                                   Orlando

                                                                                                     

                                               

También preguntamos, ¿a dónde nos llevan los zapatos de Isauro?

 

A pensar las cosas con otros.

                                                                            Elba

 

Si yo tuviera los zapatos de Isauro caminaría por las calles de Buenos Aires y ayudaría a todos los que más lo necesiten, para que no haya más gente en la calle.

                                                                                                      Roly

 

Llegaría a mi pueblo a ver mi gente. Con los zapatos de Isauro me gustaría venir a la escuela que lleva el nombre del maestro que murió defendiendo la escuela pública.

                                                                                                                                 María Eva

 

Me gustaría llegar más allá del mundo porque Isauro nos dejó su escuela para aprender todo lo que él nos enseñó.                                                                                                                                                          María

                                            

 

 

Y los estudiantes le hicieron una canción que cantan habitualmente:

 

 

 

                                                   

Isauro Arancibia

 

Era un activista, por eso lo mataron

Luchó por lo que quiso y no fue en vano

La escuela está creciendo, cada nuevo año.

Isauro Arancibia, buena escuela

Te saca de la esquina, te cuida de la calle

No es una mentira, no es una mentira

Es la luz que brilla en tu oscura vida.

 

mejor es Compartir

+ RECIENTES

+ ANTERIORES

Compartir